¿Por qué cuidar los suelos?

Los suelos son uno de los elemento más preciados de una viña, quizás el más importante. La tierra y su riqueza son imprescindibles para tener unas viñas felices que produzcan buenos frutos. Pero no sólo eso. También es en los suelos donde todo comienza, donde se asientan las raíces. Si tenemos unos suelos bien estructurados tendremos más microorganismos y más macrobiota y por tanto más vida. Unos suelos con vida nos ayudarán a hacer un vino mejor. Las cubiertas vegetales o la reconstrucción de los muros de piedra seca son dos de las medidas activas que hemos tomado para este fin. Hoy Día mundial de la conservación de los suelos recordamos que cuidar los suelos nos da muchos beneficios en viticultura, pero sobre todo, son la primera piedra para que la tierra dentro de veinte, treinta, cuarenta años, esté más estructurada, necesite menos agua y nuestro trabajo con ella sea más armónico. En nuestro paisaje mediterráneo, con lluvias torrenciales y sequías intensas, hacer una buena gestión de los suelos es fundamental para que en el futuro la agricultura sea no ya sostenible, sino creadora de riqueza. Desde hace un tiempo son partícipes del proyecto europeo MIDMACC para estudiar los efectos del cambio climático en la viña y cómo podemos adaptarnos a ellos, los resultados esperamos que sean reveladores. Os mantendremos informados!

Posts relacionados

Deja un comentario